Barcelona forma especialistas en atención domiciliaria para combatir la pobreza energética

Barcelona forma especialistas en atención domiciliaria para combatir la pobreza energética
  • La iniciativa forma parte del proyecto europeo ASSIST, que busca soluciones técnicas y sociales para  este problema.

  • Cerca de 90 profesionales podrán identificar y gestionar situaciones de vulnerabilidad energética.

El Servicio de Atención Domiciliaria (SAD) del Ayuntamiento de Barcelona contará por primera vez con profesionales formadas como agentes energéticos, un perfil laboral de atención ciudadana especializado en la identificación y gestión de la pobreza energética, desarrollado a través del proyecto ASSIST, que propone el abordaje simultáneo de aspectos técnicos y sociales de esta problemática.

La asociación Ecoserveis es la encargada de coordinar esta prueba piloto que, en su primera fase, contempla la capacitación de las profesionales a través de un curso de 40 horas. La formación, que acaba este viernes, comenzó el pasado 7 de mayo y participan 8 coordinadoras de zona y 80 trabajadoras familiares del SAD.

Una vez acabada la fase formativa, les profesionales pondrán en práctica los conocimientos adquiridos para  dar apoyo a la ciudadanía, ayudándola a ampliar sus conocimientos y a optimizar sus hábitos de uso de la energía, mejorar la eficiencia energética en sus hogares y reducir el monto de sus facturas. Esta segunda etapa se extenderá hasta diciembre de 2018. 

La incorporación de este perfil profesional en el abordaje de la pobreza energética es estratégica, ya que se trata de trabajadoras con una vinculación constante con persones en situación de vulnerabilidad”, ha destacado Patrici Hernández Claret, jefe del Departamento para la Cobertura de les Necesidades Básicas del Instituto Municipal de Servicios Sociales (IMSS).

El equipo profesional que participa en la prueba piloto forma parte de les empresas prestadoras de servicios Accent Social, Suara Cooperativa y Valoriza.

Tras finalizar la prueba piloto, se evaluará su impacto y efectividad, para valorar si las personas atendidas conocen sus derechos energéticos, están protegidas ante los abusos de las compañías y utilizan de forma eficiente la energía en sus hogares. La valoración de estos aspectos permitirá mejorar las actuaciones de lucha contra la pobreza energética.

A través de esta y otras actividades, el proyecto ASSIST busca ampliar el conocimiento sobre la vulnerabilidad y la pobreza energética en Europa, para  facilitar el diseño de políticas a todos los niveles y promover la participación directa de las personas usuarias dentro del mercado energético. El consorcio del proyecto está integrado por 11 organizaciones de 6 países (Italia, España, Reino Unido, Finlandia, Polonia y Bélgica) y una asociación europea.