Medidas para paliar la pobreza energética durante la crisis de la COVID-19

Medidas para paliar la pobreza energética durante la crisis de la COVID-19

La crisis de la COVID-19 ha obligado a todas las personas y familias de España a quedarse en sus hogares. La población ha estado en estricto confinamiento con la prohibición de salir de casa excepto para efectuar actividades esenciales. Si esa situación ya es difícil para la mayoría de ciudadanos, lo es aún más para quienes se encuentran en situación de vulnerabilidad energética.

Por un lado, los colectivos vulnerables suelen habitar viviendas con mal aislamiento, humedades, etc. Es decir, viviendas poco eficientes que no les permiten mantener el confort en el hogar y pueden tener efectos importantes sobre la salud de las personas. Por otro lado, la reducción de ingresos de los hogares ha dificultado el pago de las facturas de los suministros incluso entre quienes antes de la COVID-19 no tenían este problema.

El gobierno español ha anunciado diferentes medidas de protección a los consumidores, a través de las cuales busca mitigar el impacto negativo de la crisis del coronavirus, especialmente entre los más vulnerables.

Algunas de las medidas son:

  • Se ha habilitado un servicio de asistencia técnica para resolver las dudas de la ciudadanía sobre las medidas adoptadas para abordar las consecuencias de la COVID-19 (teléfono 913 146 673, con horario de atención al público de 9 a 14, de lunes a viernes y correo  ciudadano@idae.es).

  • Mientras esté en vigor el estado de alarma, el suministro de electricidad, gas y agua está garantizado en todos los hogares que tengan la consideración de primera vivienda (se ha prohibido la desconexión).

  • Extensión del bono social eléctrico para los trabajadores autónomos que han dejado de realizar sus actividades o han reducido su facturación en un 75% o más.

  • Todos los bonos sociales con una fecha de vencimiento durante el estado de alarma se han extendido automáticamente hasta el 15 de septiembre.

  • Suspensión de la actualización de los precios regulados de la bombona de butano y el gas natural (en los mercados regulados) para evitar el aumento de los precios de estos combustibles, excepto cuando la actualización de precio implique una reducción del mismo.

  • No se podrán leer los contadores situados en el interior de la vivienda. La persona usuaria puede hacer llegar la lectura del contador a través de los canales indicados por su comercializadora.

Para más información, consulta aquí la sección especial sobre medidas ante la COVID-19 en la web del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

Foto: Vector de Fondo creado por pikisuperstar - www.freepik.es